agarralo-como-puedas

Hay cosas difíciles de entender, la verdad… Por ejemplo, el hecho de que el viernes pasado la Paramount anunciara que están preparando un reboot de “Agárralo Como Puedas“. Que, a ver, sí que se entiende (en términos puramente mercantiles) el hecho de que la productora quiera llenarse los bolsillos asegurándose toda una legión de fans de una de las sagas humorísticas de los 80 que se recuerdan con mayor cariño. Lo que no se entiende es qué pretenden, puesto que hacerle un reboot a algo como “Agárralo Como Puedas” es prácticamente imposible: aquella película (y sus dos secuelas: “Agárralo Como Puedas 2½” y “Agárralo Como Puedas 33⅓: El Insulto Final“) sólo se entiende, evidentemente, a través de su actor protagonista, el icónico Leslie Nielsen que elevó a su personaje del detective Frank Drebin a la categoría de mito absoluto con el que han crecido varias generaciones. Es decir, que sin Leslie Nielsen lo mejor que podría hacer la Paramount es inaugurar una nueva saga inspirada en la original o algo así. Pero, claro, entonces ya no tendría el tirón económico del original. Shit.

Dicho lo dicho, ¿qué podemos y que debemos esperar del reboot de “Agárralo Como Puedas“? Para empezar, era imprescindible encontrar un actor capaz de coger el toro por los cuernos y echarse a las espaldas todo el peso de esta función… Aquí vamos bien: por mucho que el humor weird de Zach Galifianakis nos parezca, a priori, más idóneo para encarnar a Frank Drebin, el elegido finalmente ha sido Ed Helms, su compañero de reparto en “Resacón en Las Vegas“. Repetimos: no es la opción idónea, pero tampoco es lo peor que nos podría haber pasado. El susto nos llega, por otra parte, al saber que el guión ha sido encargado ni más ni menos que a Thomas Lennon y R. Ben Garant, responsables del libreto original de “Noche en el Museo“. Porque, ¿qué carajo tiene que ver el humor blandito de “Noche en el Museo” con el de “Agárralo Como Puedas“? Vale. Ahora es cuando por fin nos echamos a temblar.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend