Scott Scheidly expondrá las pinturas de su polémica serie “The Pinks” con la versión rosa y gay de dictadores, políticos y homófobos

Donald Trump, Vladímir Putin, Adolf Hitler, Kim Jong Un y mucho otros famosos homófobos son pintados por Scott Scheidly en versión rosa y gay.

 

A poco que te interese el mundo del arte, seguro que conoces la serie de pinturas “The Pink” con la que Scott Scheidly lleva un buen tiempo escandalizando a propios y extraños… Y, bueno, ahora que nos lo paramos a pensar, lo más probable es que esta serie de cuadros te suene y haya estado en tu radar incluso si no entiendes de arte ni sueles mirar medios especializados al respecto, porque es lo típico que lo va petando en Internet cada cierto tiempo por lo que tiene de polémico y elocuente. Todo a la vez.

Al fin y al cabo, el punto de partida de todas las obras que forma parte de “The Pink” de Scheidly es igual de impactante: coger a un personaje célebre (vivo o muerto, actual o pretérito) y dedicarle un cuadro en el que el rosa o sus derivados sean los colores predominante. Este uso del rosa, además, va en consonancia con otra constante en la obra de Scheidly: representar a los retratados en actitud y estética gozosamente LGBTIQ. Lo que en casos como el de Hilary Clinton u Obama resulta gracioso, pero en otros casos como los de Donald Trump, Vladímir Putin, Adolf Hitler, Kim Jong Un, George W. Bush o Ruhollah Khomeini tiene más gracias todavía.

Una mitad de voluntad de escandalizar y otra mitad de subvertir símbolos homófobos, fascistas y de derecha… Así es la serie de pinturas “The Pinks” de la que Scott Scheidly expondrá en breve una significativa selección. Será en la Spoke Gallery del 6 al 27 de octubre bajo el nombre de “Glamor Shots“. Y se espera que, como viene siendo habitual cada vez que hay noticias de esta serie de cuadros, la polémica vuelva a llevar a Scheidly hacia la primera página de los diarios más sensacionalistas. A los menos sensacionalistas y más juguetones solo nos queda una cosa: soñar con tener un cuadro de “The Pinks” colgado en nuestro salón. O mejor todavía: en el cabecero de nuestra cama de matrimonio. [Más información en la web de Scott Scheidly y en la de la galería Spoke]

 

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.