saints-row

Hace poco ya os hablábamos del primer contenido descargable de “Saints Row IV“, aquel “Enter The Dominatrix” (del que te hablamos en este post) que abordaba un mundo ciber-sexy igual de tronchante que el que ya llevamos varios meses disfrutando a pleno pulmón (o, al menos, con todo el espacio que nos dejan en los pulmones las ráfagas de carcajadas que nos provoca cada partida del juego de Deep Silver y Volition). Y también decíamos que el tercer contenido descargable se titularía “Cómo Los Santos salvaron la Navidad“, prometiendo un nuevo nivel de hilaridad absoluta. Pero centrémonos en el presente, porque estos días se ha puesto a la venta el segundo contenido descargable de “Saints Row IV” (por tan sólo 2,99 €), que se titula “Botín Pirata” y que deja muy poquito espacio para la imaginación a la hora de adivinar de qué va a tratar la cosa.

Básicamente, de pasarlo pirata haciendo el pirata. Pero no el pirata digital ni el del Club Disney, sino el de toda la vida. El de parche en el ojo y pata de palo, porque una de las incorporaciones más interesantes de “Botín Pirata” es que precisamente amplía el editor de personajes (aquel que en este Foreplay ya destacamos como una experiencia extrema que se choteaba directamente de los editores de personajes de absolutamente todos los juegos de última generación) para incorporar ganchos que podrás vestir en las manos, ajadas patas de palo, parches para el ojo, armas de pólvora y todo lo necesario para que tengas unas pintas dignas del Rey de los Mares. La idea de esta expansión es conseguir ese botín pirata, y lo harás adentrándote en las aguas del mar de asfalto de la ciudad de Steelport a bordo de tu barco “Scallywagon”. Y todo esto parece bastante sencillo, pero tratándose de “Saints Row IV” puedes esperar una locura histórica.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend