russian-red

La semana pasada, Russian Red vivía su revolución particular… Una revolución que, digan lo que digan por ahí, había sido ampliamente anunciada. Nos estamos refiriendo a ese tránsito que ha vivido Lourdes Hernández desde el folk con gafas de pasta de sus inicios a su nueva versión mejorada y remodelada: la guitarra sigue siendo la misma, pero ahora se muestra mucho más adicta al rock y a las texturas rugosas de géneros americanos. Esta mutación se ha visto cristalizada en “Agent Cooper” (Octubre / Sony, 2014), uno de esos discos que están llamados a convertirse en un turning point ineludible en la carrera del artista que los lanzan: Russian Red nunca volverá a ser la misma, de eso no hay duda. Pero, más que lamentarnos, está claro que hay que celebrarlo: si alguien echa de menos la vertiente más dulce de Lourdes, puede echar mano de su material mas antiguo. El resto de los mortales estamos a punto para embarcarnos en esta aventura en compañía de la nueva Russian Red.

Y estaba cantadísimo que esta nueva aventura tendría su comienzo en el lanzamiento del mencionado “Agent Cooper“… Pero que el siguiente paso sería, sin lugar a dudas, una gira en el que las nuevas canciones demosrtraran sus posibilidades sobre un escenario. O, como es el caso que vamos a vivir, sobre múltiples escenarios, ya que la gira de Lourdes Hernández va a ser bastante extensa: Russian Red actuará el 3 de marzo en Madrid (La Riviera), el 4 en Barcelona (BARTS), el 24 de mayo en Bilbao (Maz Basauri), el 6 de junio en Badajoz (dentro del festival Contempopranea), el 11 de julio en Málaga (dentro de, 101 Sun Festival) y el 21 del mismo mes en Cartagena (Mar de Músicas). Como siempre ocurre en estos casos, hay que puntualizar que esto es sólo el principio: pronto, nuevas fechas. O lo que es lo mismo: nuevas paradas en el viaje mágico de la nueva Russian Red.

 

No Hay Más Artículos