Nadie va a negar a estas alturas que sí, que “Drive” tiene un final abierto… tan abierto como cualquier película en la que los protagonistas queden vivos antes de que suban los títulos de crédito. Pero una cosa es que exista la posibilidad de una secuela y otra muy diferente que esa probabilidad parezca concretarse cada vez más y más. Para gusto de algunos y disgusto de muchos otros que consideramos el film de Nicolas Winding Refn una joyita cerrada y bien cerrada en lo que a narrativa se refiere, ahora resulta que  James Sallis, el autor de la novela original, ya ha anunciado que lanzará la segunda parte esta misma primavera. El engendro se titulará “Driven“, para no despistar a los potenciales lectores. Y aunque lo mejor sería que la cosa se quedara ahí (al fin y al cabo, todo aquel que ha leído el libro original señala siempre las amplias diferencias entre este y el film), Winding Refn ha dejado la puerta abierta a esta posibilidad. Según las declaraciones recogidas en el magazine ShortList: “Bueno, pienso que… hmm. Déjame decir que todavía no lo he decidido. Cosas más extrañas han pasado“. Se impone desde ya una recogida de firmas para quitarle de la cabeza al director esta descabellada idea y que, por el contrario, siga centrado en nuevos proyectos con Ryan Gosling, tal y como su nuevo film: “Only God Forgives“. Así, sí. Con secuela, no.

No Hay Más Artículos