el-momento-de-aurora-west

Si la espera del segundo “Battling Boy” se te hace eterna, no dejes escapar “El Momento de Aurora West”, en el que Paul Pope une fuerzas a David Rubín.

 

Resultan curiosas las cosas que se quedan sin decir y que, con el tiempo, sin embargo, se revelan de suma importancia. Tengo que reconocer que, cuando se lanzó “Battling Boy” en nuestro país (puedes leer la reseña aquí), mi cabeza sufrió un pequeño gran cortocircuito: al hojearlo en la estantería de mi librería habitual, lo primero que pensé fue que en mis manos tenía un spin-off de “El Héroe” de David Rubín. Pero entonces miré la portada y, no, no era un cómic de Rubín, sino de ese Paul Pope que consiguió que todos le rindiéramos pleitesía gracias a su “Batman: Año 100“.

Pero aquí viene el momento de rizar el rizo: David Rubín se ha ocupado del dibujo de un spin-off del “Battling Boy” de Paul Pope. Vamos, esta vez el cortocircuito mental sí que es de órdago. O será, simple y llanamente, que los mundos de estos dos genios estaban destinados a encontrarse, a abrazarse, a amarse. El resultado de este amor es “El Momento de Aurora West“, cómic publicado ahora por DeBolsillo en nuestro país y en el que, además de Pope y Rubín, JT Petty ayuda en tareas de guión.

¿Y de qué va este spin-off? Pues, evidentemente, de Aurora West, que ya en el “Battling Boy” original despuntaba maneras como un personaje capaz de robarle todo el protagonismo al niño batallador del título. En este caso, la hija del superhéroe Haggard West tendrá que buscar su lugar en un mundo en el que hay demasiados monstruos y pocos héroes, un mundo dominado por los hombres y en el que tiene que encontrar espacio y tiempo para investigar la muerte de su madre. Lo mejor de todo es que “El Momento de Aurora West” llega hasta nosotros con un “Vol. 1” al final del título, lo que significa que esta serie se irá alternando con “Battling Boy” y, así, de forma feliz para todos, las esperas serán menos tipo “yonqui con síndrome de abstinencia“.

No Hay Más Artículos