oxley

Hoy en dia, preparan Gin Tonics en casi cualquier parte. Pero, claro, hay Gin Tonics y “Gin Tonics”. Y es que, lo que al principio parecía una moda de hipsters y frikis de lo viejuno, se ha acabado convirtiendo en una tendencia masiva y ya hasta el menos entendido quiere un vaso de globo con ginebra en la mano cuando sale por ahí. Pero el Gin Tonics, pese a ese carácter masivo que ha parecido alcanzar en los últimos tiempos, aún sigue siendo una bebida con clase que debe ser disfrutada en unas condiciones óptimas: no es lo mismo calzarse un Larios a 3,5 euros del Congreso que degustar una ginebra premium en un club privado creado exclusivamente para gourmets del buen bebercio.

Estos seguro que ya tienen entre sus favoritas la ginebra Oxley, una deliciosa rareza alcohólica que debe su (buena) fama a que combina un pionero proceso de destilación con métodos artesanales y tradicionales. El resultado es una ginebra de sabor fresco e intenso que se destila en frío para preservar los sabores y los ingredientes naturales desde la maceración hasta su producción final. Es el primer gin que se destila a temperaturas bajo cero y tiene una producción limitada de sólo 240 botellas al día. Pues bien, una ginebra tan selecta necesita ser disfrutada en un sitio a su altura, y para eso se ha creado el Oxley Gentlemen Club: un exclusivo club privado escondido en un palacete de Madrid que solo permanecerá abierto hasta el próximo 13 junio y en el que, además de poderse degustar la Oxley en todo su esplendor y con todas las variaciones posibles, también habrá master classes y presentación de otras marcas de moda y accesorios. Si quieres descubrir más cosas de este curioso lugar, te dejamos el hilo del que empezar a tirar

No Hay Más Artículos