Durante los días que dura, el Sónar trae muchas cosas buenas a Barcelona. Quizá la mejor sea que toda la ciudad se pone las pilas y no es difícil encontrarte en cualquier esquina una propuesta con la música y el fiesteo como leit motiv… Pero, claro, hay que saber muy bien en qué esquina acabas, porque en lugar de una party bien cool, corres el peligro de cruzarte con un banquete de “The Walking Dead“. Pero para eso estamos nosotros: para poner en vuestro radar las mejores propuestas. Y si hay una iniciativa del Off  Sónar que promete a lo bestia, esa es el Musik Kitchen. Atiende: tres días de música non stop con la mejor comida en dos de los espacios más molones de la capital catalana. Desde hoy y hasta el próximo 17 tienes que marcar en tu agenda los dos epicentros fiesteros y gastronómicos de este festival alternativo: la renovada Fábrica Moritz (que siempre está encantada de enseñar sus nuevas instalaciones en la Ronda de Sant Antoni a todo hijo de vecino) y el novísimo club Ocaña, que trae a la Plaça Reial lo mejor de la onda berlinesa pero con delicias gastronómicas mediterráneas. En la primera, brunch, comida y música con djs de once de la mañana a once de la noche; en el segundo, sigue la fiesta hasta altas horas de la madrugada para que la cosa no decaiga. Y, el domingo, como colofón tremendérrimo, after show de lujo con invitados sorpresa a los platos. Maratón de los buenos.

No Hay Más Artículos