morning-gloryville

¿Una rave sana y buenrollera antes de irte a trabajar? A partir de ahora, Morning Gloryville te invita a empezar el día con musicón y buen desayuno.

 

Puede que en Barcelona nos vanagloriemos de estar a la última… Pero basta con rascar la superficie de esta impresión para ver que lo único que hacemos por estos lares en el 83,59% de las ocasiones es copiar lo que nos viene de Londres. Allá se popularizaron los festivales y aquí nos convertimos en sus mayores expertos. Allá se puso de moda hacer conciertos en plena madrugada, en horario de clubs, y poco después nuestras noches se vieron agraciadas con la misma propuesta. Allá la gente empezó a mostrar un gusto refinado por la crafted beer y aquí nos tenéis, buscando cerveza artesana en las bodegas de abuelos como si no hubiera un mañana. Por suerte, the next big thing no es que a los londinenses les haya dado por montar fiestas en antiguos bunkers de la Segunda Guerra Mundial vestidos con miriñaques barrocos y con pelucas decimonónicas. Podría ser, pero no.

Seguro que ya has escuchado algo sobre última locura (para nada loca) que nos viene de Londres: allá, en contraposición a los afters drogotas en los que acabas después de una noche de fiesta en la que nadie quiere volver a casa, se están imponiendo las raves mañaneras a las que la gente va a desayunar y a hacer ejercicio antes de empezar el día, antes de ir a trabajar o a hacer lo que sea que hace el londinense medio entre semana. De ahí ha salido el nombre bRave, que viene a fusionar la “b” de “breakfast” y la “rave” de “fiestarraca” y que, si lo lees todo seguidito, pues te da la palabra “brave” (que, además de ser una peli de Pixar, también significa “valiente”).

Como no podía ser de otra forma, el rollito bRave llega hasta Barcelona antes que a ningún otro punto de España gracias a Charo Díaz y Francesca Virga, dos genias enganchadas a este concepto que apuesta por el buen rollo y el positivismo en contraposición a la tendencia “antro de mala muerte” de los afters habituales. Porque esto, además, no es para nada “after” sino que más bien es “before”: la idea es llegar a Morning Gloryville (que así se llama el evento en cuestión) y, como ciudadano de pleno derecho (esto no es algo que nos inventemos por aquí: asistentes son denominados “ciudadanos”), disponerte a disfrutar una bienvenida por todo lo alto con masajes gratuitos y con puestos para hacerte con tu zumo o con tu café de primera hora de la mañana, además de con tu desayuno bio. A partir de ahí, la cuestión es disfrutar con la mejor música (las sesiones siempre corren a cargo de djs más que interesantes) y el mejor ejercicio, ya sea bailando y dándolo todo en la pista de baile o haciendo yoga en pequeños grupúsculos… Y, después, todos a currar.

¿Qué tienes que hacer para convertirte en un bRaver? Para empezar, currarte un dresscode deportivo pero fancy: nada de ir con las mayas compradas en el mercadillo ni con la camiseta con el logo de la carnicería de tu barrio. Aquí se viene con rollo ravero y deportivo, pero elegante. Y, para acabar, apunta en tu calendario la próxima fecha: jueves 12 de junio en La Farinera del Clot desde las 6:30 de la mañana hasta las 10:30. Para este bautismo por todo lo alto, la música correrá a cargo de Paul Lorraine y Ret003. El lema de Morning Gloryville lo dice todo: Rave your way into the day! Pero nosotros preferimos hacerlo más castizo, pronunciar “rave” a la castellana y exclamar: ¡que la rave no se acabe!

 

morning-gloryville-flyer

No Hay Más Artículos

Send this to a friend