georgina-vendrell

Desde su propio título, la colección de Georgina Vendrell para otoño / invierno 2015-16 presentada en el 080 Barcelona Fashion trenza contrarios: “Darklight”.

 

El regreso de Georgina Vendrell al 080 Barcelona Fashion está trazando un crescendo realmente vertiginoso: tras un tiempo lejos de las pasarelas, la diseñadora decidía volver al ruedo en el 080 de ahora hace exactamente un año, repitiendo a los seis meses en la siguiente edición y marcándose estos días la tercera entrega de una trilogía que sólo puede entenderse de forma ascendente. Su concepción de la silueta masculina siempre ha mostrado una facilidad absoluta para mirar hacia el horizonte de un futuro que en sus colecciones aparece como tangible, cercano, como una realidad al alcance de nuestra mano y en la que habitar aquí y ahora.

Ese es el dulce espejismo de la propuesta de Georgina Vendrell… Y eso mismo hemos podido ver sobre la pasarela del 080 Barcelona Fashion en la presentación de su nueva colección para otoño / invierno 2015-16. El título ya anunciaba con voz clara las intenciones de la diseñadora: “Darklight“, un único término en el que la antonimia que se establece entre luz y oscuridad se trenza en una única y fascinante palabra. Ese gusto por la dialéctica dicotómica se hacía presente en la colección desde que los primeros modelos ponían el pie en la pasarela luciendo un cegador blanco nuclear que, sin previo aviso, daba paso a un negro absoluto que engulló rápidamente el recuerdo de lo visto segundos antes.

Y cualquiera podría pensar que estamos hablando de contrastes, pero nada más lejos de la realidad: si por algo se ha distinguido “Darklight” es precisamente por una puesta en escena de una fascinante armonía en las formas futuristas, los materiales y las siluetas femeninas aplicadas a cuerpos masculinos sin necesidad de recurrir a la androginia, los materiales a medio camino entre la elegancia clásica y un active wear y tejido técnico aplicado fuera del contexto deportivo. Grandes volúmenes, siluetas de una sobriedad futurista donde el blanco, el negro y los grises no se mezclan, sino que aparecen en total looks absolutos en los que los detalles los ponen los tejidos y las utilizaciones de detalles magnánimos como el pelo. Imposible saber cómo será el futuro, pero si es como el que propone Georgina Vendrell no tenemos nada que temer.

 

No Hay Más Artículos