La nueva colección de LA TI GO se llama “Joyeros” y, la verdad, no nos extraña… Y es que estas gorras son tan alucinantes que pueden considerarse pura joyería del siglo 21.

 

¿Por qué será que las nuevas generaciones no le damos tanta importancia a la joyería como las que nos precedieron? Al fin y al cabo, todos hemos crecido viendo cómo nuestro padre le regalaba a nuestra madre un diamante, que era belleza y riqueza que duraba para siempre. También viendo cómo nuestra madre le regalaba a nuestro padre un buen sello de oro, símbolo de poder y ostentación… Y, sin embargo, a nosotros como que la joyería nos importa bastante poco. ¿Por qué? ¿Será que no la apreciamos? ¿O será que hemos “transferido” su significancia a otro tipo de objetos?

Sí, todo parece indicar que es más bien esto último: la nueva joyería son unas zapas de 600 euros, por ejemplo. O un bolso. O una chaqueta. O, por qué no, también una gorra. A nadie debe escapársele que la gorra hace tiempo que ha trascendido su condición de accesorio eventual y, de hecho, tú y yo lo sabemos: hay ciertas personas que no salen de casi sin su gorra, porque saben que es el toque de personalidad final a su outfit. En ese paradigma, no es de extrañar que una firma como LA TI GO haya decidido traer a la superficie la certeza de que las gorras son la nueva joyería.

 

 

La nueva colección de la división de producción propia de La Tienda de las Gorras (ya sabes: LA TIenda de las GOrras) llega hasta nosotros bajo el título de “Joyeros“, y la verdad es que hace honor a su nombre. Es una colección en la que brillan cuatro gorras tipo dadhat: una de color negro con el símbolo de la pureza en blanco, otra verde con el dragón que simboliza Madrid en dorado, una más en color granate con la palabra LATIGO en crema y, finalmente, una preciosa pieza de terciopelo negro con la misma palabra bordada en el frontal.

Pero, ojo, porque en esta ocasión la buena gente de LA TI GO ha decidido llevar su colección “Joyeros” un paso más allá y la ha completado con mucho más que gorras: siguiendo el mismo imaginario, también puedes encontrar una chaqueta harrington negra, una sudadera crewneck gris piedra e incluso un sello de plata bañado en oro que, como suele decirse, es “la joya de la corona”. Aunque, la verdad, si algo abunda en esta colección es precisamente una buena cantidad de joyas.

Más información en la web de LA TI GO.

 

No Hay Más Artículos