Estos retratos pintados por Kim Leutwyler son una pura fantasía LGBTIQ

Advertencia: los retratos pintados por Kim Leutwyler no solo son una fantasía LGBTIQ, sino que sobre todo van a obligarte a que abras tu mente en cuestiones de género e identidad queer.

 

Los retratos oficiales de Barack y Michelle Obama realizados por Kehinde Wiley que se han hecho públicos estos días han abierto una interesante línea de diálogo: contra el clasicismo de los retratos presidenciales realizados hasta el momento, los Obama no han tenido ningún miedo a la hora de apostar por la fantasía. Al fin y al cabo, y por mucho que la pintura sea probablemente el arte más canónico que existe, es un arte que ya ha entrado en el siglo 21 con propuestas tan interesantes como la de Kehinde o la que nos ocupa aquí y ahora: los retratos de Kim Leutwyler.

Esta americana adoptada por la ciudad de Sidney lleva ya unos años dinamitando las bases fundacionales de la pintura como un arte patriarcal y preeminentemente masculino. Sus retratos siempre encuadran a personas que se enmarcan en entornos de fantasía multicolor, desafiando así la racionalidad figurativa y reivindicando ese derecho a la diferencia que está en la base de toda identidad queer. Y no lo decimos nosotros: la misma Kim Leutwyler afirma que su intención es seguir la estela de todo ese corpus de artistas que están intentando desestabilizar las fronteras del género desde la lejana década de los 70.

El resultado son pinturas fascinantes que te invitan a abrir la mente y a celebrar la feminidad a la vez que luchan contra los géneros binarios. Como en los propios mundos de fantasía que se filtran en los retratos de Kim Leutwyler, los géneros representados por la artista son conceptualmente flexibles: un universo donde las posibilidades son infinitas y donde no hay que dar nada por supuesto porque, ya lo sabes, dar algo por supuesto nunca es bueno. ¿Ahora que Kehinde Wiley se ha convertido en un nombre común es el momento ideal para que triunfen artistas como Kim Leutwyler? Esperamos que sí. [Más información en la web de Kim Leutwyler]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend