trenchtown

El FIB 2015 demuestra un coolness infinito al presentar un festival dentro de su festival: se trata de Trenchtown y su poblado con aromas jamaicanos.

 

Cócteles tropicales, comidas extravagantes, ritmos caribeños y bailes extasiados entre palmeras y arenas de marfil: las típicas vacaciones de ensueño que todos hemos deseado alguna vez, pero para las que tienes que cruzar medio mundo y pasarte vete tú a saber cuántas horas apretujado en un incómodo asiento de avión… A menos que vayas al Festival Internacional de Benicàssim este año, claro. Marcándose un “si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma” en toda regla pero cambiando al profeta islámico por Jamaica, el FIB 2015 suma otra enésima novedad a su vigésimo-primera edición: el atractivo poblado de Trenchtown.

La iniciativa está impulsada por la productora Irieland y su objetivo es estrechar lazos entre la comunidad jamaicana y otros lugares del mundo: consistirá en una especie de meta-festival, festivalinception, matrioska de festivales o como quiera definirse pero, vamos, un mini-festival dedicado a los sonidos y las ambientaciones jamaicanas dentro de la programación y el recinto del FIB mismos. Los sonidos reggae, ska, dub y dancehall serán los protagonistas de esta especie de poblado jamaicano, que contará además con espacios como el Kingston 12 Café con directos acústicos, o el Treasure Beach, donde degustar cócteles tropicales escuchando una gran selección musical. Por la noche, la fiesta seguirá imparable gracias al potente sound system de la Roots Inna Da Woods Arena y a los concursos de bailes y twerking que se organizarán.

Queda claro que el giro que Melvin Benn –nuevo director del festival- ha impulsado en el festival va en la dirección de hacer del FIB un evento más global y particular, capaz de proponer actividades que se desmarquen un poco del típico festival y en el que la música no pare de sonar ni un solo momento. De hecho, aquel a quien Jamaica no le inspire gran cosa pero “Miami Vice” le suene a paraíso también tendrá su lugar con el otro espacio que el FIB acogerá esta edición: el South Beach de Bearded Kitten. Vamos, que va a haber de todo para todos.

No Hay Más Artículos