fapp-fapp

Aclaración para despistados: “fap fap” es la onomatopeya que los ingleses utilizan para sonorizar sus masturbaciones… De ahí toma su nombre la aplicación “Fap Fapp”.

 

¿Quién no ha soñado alguna vez en ser proclamado el mejor pajillero del mundo? Porque, a ver, está claro que eso de que te pillara tu madre dándole a la manivela era una cosa bochornosa y que, al fin y al cabo, esto de masturbarse es una cosa que todos reservamos para nuestra intimidad y que no suele hablarse demasiado en público (a no ser que sea alrededor de unas cervezas y viendo un partido de fútbol: vamos, un entorno que asegure que todos los que hablan son machos to the max). Aun así, repetimos: cuando se hace a pequeña escala mejor mantenerlo en secreto, pero ¿y lo que molaría si te coronaran como el mejor pajillero del mundo? Ahí cambiaría el cuento, ¿verdad? Pues de eso va precisamente la aplicación “Fap Fapp“: de encontrar el onanista más rápido worldwide. Ahí es nada.

La dinámica de está aplicación desarrollada por Francesc Moret, Jonás Zamora y Lidia Gutiérrez es más sencilla que la dinámica de una palanca (juas): se trata de que muevas tu teléfono móvil describiendo el suficientemente conocido movimiento pajilleril. Arriba, abajo, arriba, abajo, arriba, abajo y así durante quince segundos de gloria en los que tienes que demostrar que eres el más rápido del Wild West (o Wild Wet, lo que tú prefieras). Ojito, que si eres una mujer también puedes entrar al trapo y demostrar que nadie presta sus servicios con tanta rapidez como tú. Al fin y al cabo, de lo que se trata aquí es de que dejes tu marca (en forma de un tiempo récord) en los charts mundiales de “Fap Fapp“, que ya está disponible para Android y que en breve también podrá descargarse en cualquier iPhone. ¡Fuera vergüenzas! Verás qué fardada cuando “Fap Fapp” te corone como el mejor pajillero del mundo.

No Hay Más Artículos