Historias de adolescencia turbia como oscuro proceso de auto-exploración y descubrimiento de los límites más insospechados de cada personas las hay a patadas. Y no todas tienen la calidad como factor común denominador, precisamente. Pero, ojo, ¿qué pasa si juntas esa época convulsa de la vida de un ser humano con un periódo especialmente convulso en la historia de un país? Que entonces la cosa mejora, la verdad. Eso es precisamente lo que pasa en “Exilio“, una novela que narra las vivencias de Samantha, una adolescente de familia (aparentemente) adinerada que vive en un internado para chicos ricos de Tanzania, donde su tiempo pasa entre desplantes a la autoridad, líos con los chicos y peleas de gatas con las chicas. Una existencia vacía de significado que choca frontalmente contra la propia realidad de Tanzania, representada en el ecosistema de ese internado exclusivo para europeos, indios y africanos adinerados… La realidad de fuera del internado, evidentemente, acabará por filtrarse y salpicar la vida de Samantha. Eso sí: hasta aquí podemos leer.

Si quieres saber qué pasa, lo mejor que puedes hacer es conseguir una copia de “Exilio“, que acaba de publicar en España la editorial Roca con la promesa de que también publicará los otros dos títulos de la Trilogía Africana de Jakob Ejersbo (que se completa con “Revolución” y “Libertad“, libros que comparten el país en el que se desarrolla la acción pero que abordan historias y personajes diferentes). Una forma más que interesante de introducirse en la obra de Ejersbo, autor danés que precisamente pasó su adolescencia en África y que murió en 2008 a los cuarenta años de edad tras una larga batalla contra el cancer. Es hora de ponerse con su legado…

No Hay Más Artículos