bioshock-infinite-panteon-marino

En noviembre del año pasado, os informábamos (en este post) de algo que nos había dejado absolutamente atontados: el segundo contenido descargable de “Bioshock Infinite” llevaría a los protagonistas de este juego hasta… ¡Rapture! Sí señor. ¿Podía existir algo más suculento que coger a los personajes que habían estado pululando por la ciudad aérea de Columbia y plantarlos en una trama que los llevaba directamente a la ciudad sumergida de los dos primeros juegos de la saga “Bioshock“? A nosotros nos convenció la idea, la verdad. Sobre todo porque, además, resulta que la ciudad de Rapture iba a ser recreada directamente con el motor de “Bioshock Infinite“, que supuso un cambio realmente valioso en lo que respecta a la apariencia gráfica de esta entrega con respecto a las anteriores. ¿Cuál fue el único problema de todo este tinglado? Que “Panteón Marino” llegaba hasta nosotros con la coletilla de “Episodio 1“, lo que venía a significar que nos iba a dejar con un cliffhanger de un par de narices.

Así fue. Si habéis jugado ya el primer episodio de “Panteón Marino“, sabréis que el cierre fue tremendamente impactante. Por no decir traumático. Así que el hecho de que a partir del 25 de marzo tengamos entre nosotros el “Episodio 2” (que, a su vez, es el tercer y último contenido descargable de “Bioshock Infinite“) es mucho más que una noticia buenísima: supone la posibilidad definitiva de cerrar uno de los juegos que mayor placer nos proporcionó el año pasado (por algo acabó brillando en el segundo puesto de nuestra lista de los mejores videojuegos del 2013). Nada más vamos a explicaros de la trama: sólo que Elizabeth seguirá su periplo para rescatar a Sara… Más abajo os dejamos los primeros minutos del juego pero, ¡ojo!, que contiene spoilers. Si le das al play, lo siguiente que harás será ir a tu bazar online más cercano para comprarte la segunda parte de “Panteón Marino“.

 

No Hay Más Artículos