¿Qué pasaría si Darth Vader se hubiese encargado de criar a su hijo en vez de separarse de él al nacer? Jeffrey Brown responde a esta pregunta en su nueva obra, “Darth Vader and Son“: un prodigio de libro que demuestra, una vez más, que el de Michigan no sólo vive de contarnos sus atormentadas relaciones sentimentales, sino que sabe hacer muchísimo más.

En esta novela gráfica nos encontramos con un Darth Vader muy alejado de su versión cinematográfica. Aquí Lord Vader es un padrazo que, pese a estar en medio de una guerra entre el Imperio y los Rebeldes, tiene como prioridad máxima pasar todo el tiempo posible con su hijo de cuatro años Luke Skywalker.
A pesar de su aspecto terrorífico, el Señor Oscuro de los Sith es el padre más indulgente de toda la galaxia, y así lo demuestra en todas y cada una de las ilustraciones dibujadas por Jeffrey Brown donde, por ejemplo, vemos a Darth Vader preocupado de que su hijo juegue en la trituradora de desechos de la Estrella de la Muerte o al Señor Oscuro presumiendo con orgullo de su joven hijo cuando este recibe la medalla de Yavin. Imágenes que te dejarán con los ojos empañados, palabra.

Lo último de Jeffrey Brown es una compra obligada para cualquier fan de la saga de George Lucas, ya que la obra está plagada de referencias a la sextología más famosa del mundo, centrándose de manera particular en la trilogía original. Aun así, esto no es un impedimento para el disfrute de esta maravillosa relación padre-hijo. Puedo dar fe de que personas que no han visto ninguna película de Star Wars -sí, todavía existe gente de este tipo- han disfrutado con el buen saber hacer de Lord Vader a la hora de criar a su querido hijo.

Con un humor tierno y condosis de monería desmesuradas, este cómic hará las delicias de toda la familia. La edición en tapa dura por parte de Chronicle Books es una preciosidad que está a la altura de la obra y le da un toque distintivo. Desgraciadamente, esta maravilla todavía no ha sido publicada en nuestro país, aunque suponemos que antes o después alguna editorial dará el paso para llevarla aquí. Pero como sabemos que las drogas son duras y hay que saciar el mono, os alegrará saber que “Darth Vader and Son” se puede conseguir fácilmente a través de Amazon o de la página web de Urban Outfitters.

Gracias a Jeffrey Brown vuelvo a creer en Star Wars. Me he emocionado y he derramado alguna que otra lagrimilla al leer todas las cucadas que tanto padre como hijo hacen a lo largo de las 64 páginas que conforman esta obra.

Yo lo tengo muy claro… ¡Cuando sea padre quiero ser como Darth Vader!

No Hay Más Artículos