Los barceloneses y, en especial, los aficionados al skate boarding y a la street coulture están de enhorabuena. La semana pasada Créme, la popular marca de skate, abrió su primera flagshipstore en la calle Bonsuccés número 7, en pleno corazón ravalero. Lo hicieron con una fiesta de inauguración que dejó ver que la marca se implanta en nuestra ciudad con ganas de ponerla patas arriba y activar al máximo su espíritu callejero.

La nueva tienda de Créme es el Paraíso de los que disfrutan viendo la ciudad sobre ruedas, porque no solo ofrece todos sus productos (considerados los mejores en Europa), sino que también permite experimentar con ellos in situ: tablas de skate, ruedas, ejes, lijas y rodamientos, todos diseñados por un equipo con sede en la Ciudad Condal -que su primera flagshipstore haya aterrizado aquí no es casual- y que cuenta con auténticos profesionales y entusiastas del deporte que desde el 2002 trabajan con el mismo objetivo: poder conseguir el producto perfecto para los aficionados al skate y toda la cultura que le rodea, para así crear una marca pan europea de skateboard y urban style. En la nueva tienda también hay lugar para el streetwear: ropa para mujer, hombre y niños, zapatillas y accesorios (dentro de las distintas líneas de las que se compone la marca: Créme Skateboards, Créme Femme, Créme Footwear , Créme Trucks y Créme Denim) , es decir, todo lo necesario para ir perfectamente equipado y echarse a la calle a patinar.

La de Barcelona es la primera de una serie flagshipstores que la marca quiere abrir en breve en ciudades como Berlín, París, Londres y Marsella. Pero no hace falta mirar al futuro, el presente de Créme está en Barcelona. Y con este solecito que empieza a asomar, ¿quién va a resistirse a los encantos de este idilio?

No Hay Más Artículos