No podríamos estar más a favor de esta campaña con la que Costalamel enviará calcetines sucios a Trump para que sepa lo que opinamos de él: que apesta.

 

Mirad, podríamos intentar explicar todo este tinglado con nuestras propias palabras, pero seguro que no lo haríamos tan bien como lo hace la buena gente de Costalamel en su comunicado de prensa. Así que, oye, por una vez, transcribimos directamente sus palabras:

 

La marca de ropa barcelonesa tiene un mensaje para Trump. Hartos de sus discursos racistas, sus tuits embarazosos, sus políticas recorta libertades y su ataque constante a las mujeres han decidido iniciar una campaña para mostrar su disconformidad. No es una manifestación, ni una protesta escrita, ni una campaña digital que no llegará a ningún lado.

El objetivo es hacerle llegar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, un paquete con más de 500 calcetines usados acompañados de mensajes para que entienda lo que piensan los jóvenes del mundo de su mandato: apesta.

Costalamel está formado por un colectivo de artistas contrarios a cualquier recorte de libertades. Creen que si en 2017 todavía tenemos que defender colores, poliamor, países sin muros, las mujeres y sus ovarios, y libertad de expresión; es que algo no va bien.

Son muchos los que creen que esto no va con ellos, que es el presidente de otro país, que aquí nadie le ha votado ni ha decidido nada. Pero desde Costalamel reivindican que sí afecta a todos. Son derechos fundamentales. Y se sienten con el deber de decir no a un discurso lleno de odio, racismo y xenofobia.

 

Amén. De hecho, Costalamel ya ha creado este micro-site desde el que va a funcionar toda la campaña… Eso sí, tu parte es la más activa de todas: tienes que seleccionar los calcetines más apestosos que tengas por tu casa (o en la taquilla de tu gimnasio o en tu sex club favorito, nos da igual de dónde los saques), meterlos en un paquetito con una nota dejando claro qué piensas de la política de Donald Trump y hacérselos llegar a Costalamel. Los 300 primeros, recibirán a cambio unos calcetines nuevos de la campaña “Don’t Grow Up It’s a Trump” de la firma (que puedes ver en las fotos al final de esta misma noticia).

Por su parte, Costalamel se compromete a hacer un seguimiento de todo el proceso (recepción de calcetines, empaquetado y enviado hacia la Casa Blanca) a través de los stories de su cuenta de Instagram. Así que no te cortes: a todos nos sobran un par de calcetines viejos. Lo único que tienes que hacer es meterlos en un sobre después de conseguir que apesten tanto como la actitud de Trump.

Más información en la web de Costalamel y en su cuenta de Instagram.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend