AMANDA

3. AMANDA. ¿QUIÉN ES? Amanda dice que está en esta edición de “Gran Hermano” para demostrar que las apariencias engañan: quiere que España vea que una tía buenorra puede ser también una tía inteligente que se está sacando la carrera de Derecho… Cuando en verdad todos sabemos que está aquí para demostrar otra cosa diferente: que una rubiaca desmampanante también puede tener un rabo que haga subir las audiencias más que el de Nacho Vidal en “Supervivientes”. Aunque, parándoselo a pensar, Amanda es un travesti de bar de carretera demasiado evidente, y ¿qué hemos aprendido de La Pelopony además de que tenemos que prepararnos a sentir? Eso mismo: que puedes parecer una travesti sin tener manubrio. Pero, entonces, en serio, ¿cuál es su secreto? ¿Cuánto más va a ser capaz de mantener nuestra atención si no se saca un pene de debajo de la falda?

¿POR QUÉ DA JUEGO? Porque una choni siempre da juego. Y más todavía cuando se trata de una choni que va de lista por el mundo y no es consciente de que hay países en los que legalmente debería ser lapidada por eso de forrar su Código Civil de pelo rosa.

 

MAITE

2. MAITE. ¿QUIÉN ES? Maite destaca entre los concursantes de este “Gran Hermano” por ser la única que tiene más de once años… Eso sí, los del cásting tampoco podían poner a una persona física y visiblemente vieja, así que se han buscado a la compañera de correrías vigoréxicas de Madonna que, además, es conductora de autobuses y típica bocachancla de esas de “no me como ninguno, pero cuento cien“. Más todavía: los del programa le han hecho la putada de meterle con su hija post-adolescente, que realmente sí que está buena y que le va a recordar continuamente su camino hacia la decrepitud rampante. Eso sí, Maite va a hacer que a “Gran Hermano 16” le sea rentable tener en la casa a un equipo de enfermeros especializados en reanimación por eso de si se muere de vieja durante el programa, porque la verdad es que su boca es de oro: a la entrada de Han, el chino granaíno, soltó perlas del tipo de “el chinito de la china” o “a este seguro que le gusta el arroz“. Esto sólo puede ser el principio.

¿POR QUÉ DA JUEGO? Porque es una bocazas, una pesada y la típica pesadilla de cualquier hijo: ¿una madre que intenta continuamente ir de joven pero que no se da cuenta de que está quedando continuamente en ridículo? Increíblemente, al final sus intentonas de parecer joven le salen bien y, por lo menos, es de las únicas que parece tener sangre en las venas en esta edición.

 

han

1. HAN. ¿QUIÉN ES? Desde “Gran Hermano” quisieron hacernos creer que Han era un concursante chino que no hablaba ni papa de castellano… Y, la verdad, fue el secreto menos creíble de todos. Es como si quisieran meter a Tom Cruise en la casa para que hiciera de heterosexual empotrador. No nos lo creeríamos. Ni de Blas. Por suerte, la mentira duró poco y el video de presentación de Han ya debería estar entre los momentos más gloriosos del siglo 21. Entre las perlas que dejó caer, destacaron “si eres un pringado, métete en una Tuna” y, sobre todo, eso de que a él le gustan los hombres que reúnan las tres Bs de “barba”, “barriga” y “buena gente”. Todos sabemos que en verdad quería decir que las tres Bs son de “barba”, “barriga” y “buena polla”, ¿verdad? Si alguien lo duda, que le eche un vistazo a su cuenta de Instagram, @hanito0623 (aunque es privada y dudo que estos días el chaval esté ahí para aceptar tu solicitud de amistad), en la que se pasea con los mejores buenorros de la escena gay de osazos de España. Pues eso, que a bear, el niño tiene buen gusto… Lo malo es que tampoco va a encontrar ningún daddy dentro de la casa. Una pena.

¿POR QUÉ DA JUEGO? Han es el personaje que hará que los fans de “¿Quién Quiere Casarse Con Mi Hijo?” nos enganchemos de nuevo a “Gran Hermano“. Y decir esto es interesante si tenemos en cuenta que la existencia de “¿Quién Quiere Casarse Con Mi Hijo?” es precisamente la culpable de que “Gran Hermano” nos parezca de un nivel de pazguatería rayano al de una novela erótica para marujas.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend