Esta que escribe personalmente está hasta las tetas ya del color blocking y las imitaciones de rayas de Prada. Que te das un paseo por Portal del Àngel y más que una calle de shopping parece el vestíbulo de la cadena de montaje de una fábrica. Todo igual. No debe de ser tan difícil inspirarse un mínimo o atreverse a ser un pelín original. Adaptar las tendencias a los bolsillos menos pudientes sí, pero reinterpretarlas un poquito, por favor, también… Por eso me ha encantado la colección de chinos para chica de Tommy Hilfiger que, poco a poco, se asienta como una de las marcas favoritas de esta web. Pero es que no hay color, nunca mejor dicho. En lugar de regodearse en el aburrimiento y lo imperante, desde la marca americana nos proponen piezas coloridas como es lo imperante en todos los veranos -sobre todo, en este- pero alejándose de la mediocridad que hay a pie de calle. Nada de fucsias y naranajas y azules y verdes que sí son combinaciones divertidas, pero que a base de verlas hasta en los uniformes del Bonpreu aburren a las piedras. En cambio, esta colección de chinos apuesta por colores vivos, llamativos y sin vergüenza ninguna. Con el diseño elegante y súper combinable de los chinos femeninos (que siempre dan un estupendo aire de elegancia relajada a cualquier look), la apuesta está en el color y la clave en la pieza de arriba Los hay en tonos más neutros, pero definitivamente nos quedamos con los más chillones. Color sí, pero con personalidad.

No Hay Más Artículos