Tanto hablar del fantasma de la piratería literaria y, de repente, va uno de los grandes como Cátedra y se descuelga con un movimiento tan sorprendente como inteligente. Y es que, si lo que quieres es promocionar una plataforma recién creada, ¿qué mejor método que poniendola totalmente gratis a merced de los usuarios en potencia? De hecho, por ahora, lo único que te “pide” la Biblioteca Digital Cátedra, creada por la editorial para “dar continuidad y mantener vivo el fondo de las distintas colecciones del sello“, es que te registres y dejes tus datos de usuario. Lo que te dan a cambio es masivo: el acceso al tramo hard-core de las colecciones duras de Cátedra (Crítica y Estudios literarios, Historia, Arte o Teorema, además de Letras Hispánicas y Letras Universales), donde confluyen autores como Juan Ramón Jiménez, Franz Kafka, Emilio Alarcos, Pozuelo Yvancos, Carmen Martín Gaite… Goloso.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.