caboclo

Hace unos meses, os presentábamos una nueva marca de zapatos cien por cien eco: Caboclo. En este post os contábamos cómo merecía mucho la pena echarle un ojo a sus zapatos porque, además de ser geniales y de tener un diseño bonito y atemporal, estaban fabricados bajo unos preceptos de manufactura totalmente sostenible: su suela de goma está hecha a base de neumáticos prefabricados, el cuero que los envuelve está tratado sin cromo, como se hace habitualmente (lo que incluye a esta firma dentro de los productos de slow fashion, ya que al no utilizar este producto se tardan 24 días en conseguir el resultado deseado, a diferencia de las rápidas 24 horas que dan su uso) y su colores están conseguidos a base de pigmentos naturales. Por si esto fuera poco, Caboclo, que nació en Brasil, de dónde es su fundador Juliano Lima, ha ayudado a que una localidad entera de artesanos vuelva a trabajar a pleno rendimiento gracias a que el cien por cien de la manufactura se realiza allí, con lo que son consecuentes con su lema: “El diseño va más allá de la estética, es una arma de transformación”.

Para este verano, Caboclo ha reeditado esos modelos clásicos que ya pudimos ver en la inauguración de su tienda en Barcelona (situada en el número 8 de la Baixada de la Llibretería, en pleno corazón del barri Gòtic), pero ahora los presenta en diferentes versiones mejoradas y adaptadas para los meses de calor y con sus cordones de ante que se han teñido en diez colores diferentes (para que así puedas estrenar zapatos diferentes cada día). Si ya los conocías, seguro que querrás hacerte con un par nuevo de estos zapatos de formas clásicas y filosofía ética. Y, si no, debes saber que, además de en su tienda, los puedes encontrar en Barcelona en Duke y en Madrid en Agnus Dei (C/Fuencarral, 45, local 12B).

No Hay Más Artículos