Si “Vulnicura” de Björk ya te parecía intensito al escucharlo, espera a vivirlo en primera persona gracias a su edición en realidad virtual.

 

Puede que, como ya anunciáramos hace algunos meses en esta otra noticia, Björk ya esté embarcada en la grabación del que será la continuación de “Vulnicura” (One Little Indian, 2015): si el último trabajo de la islandesa fue una visita al infierno personal de la ruputura de la artista con Matthew Barney, el siguiente álbum está llamado a ser un ascenso al paraíso… O eso dice Björk. Y, para ello, se ha vuelto a hacer acompañar por Arca, claro. Todo buenas noticias. Pero, precisamente por lo avanzado de su nuevo trabajo, sorprende ver cómo a la mujer le cuesta despegarse de su último disco.

Y es que ahora, año y medio después de su lanzamiento, Björk dice que una versión en realidad virtual de “Vulnicura” ya está de camino. De hecho, hace un par de semanas la islandesa se encontraba en Sydney con motivo de las Vivid Sydney series, un conjunto de ponencias en las que gente de bien presenta sus locuras… Pero ninguna de esas locuras tan chachi como el hecho de que Björk, después de marcarse una versión del video de “Stonmeliker” en 360º y tras lanzar una versión de “Vulnicura” exclusivamente tocado en cuerdas, vaya a transcribir su último trabajo a un mundo de realidad virtual.

La cantante afirma lo siguiente: “Creo que la narrativa cronológica del álbum es ideal para el circo privado que en verdad es la realidad virtual. Un teatro capaz de capturar un paisaje emocional“. Y esto, de entrada, nos pone palote. Pero también nos hace pensar que Björk, al principio de todo, no podía tocar las canciones de “Vulnicura” en directo porque se le partía el alma y no podía dejar de llorar. Vamos, que es un disco muy intensito y que la edición en realidad virtual del álbum va a ir precisamente es de eso: de sentir esa intensidad en primera persona. Miedín.

Más información en la web de Björk.

 

No Hay Más Artículos