Hace un par de días avanzábamos algunas de las tendencias de este otoño, y si hay algún evento que marque las tendencias en nuestro país ese es, sin duda, la Mercedes-Benz Madrid Fashion Week, la incontestable semana grande de la moda española (por mucho que le pese a otras), que arranca el 30 de agosto con el desfile de la firma de Jesús del Pozo (con Josep Font como director creativo) y se alarga hasta el próximo 4 de septiembre.

Este año, el evento viene con algunas novedades remarcables: un día más de pasarela (y la posibilidad de abarcar más desfiles), dos salas nuevas (la Mercedes Benz y la Clase A) y una imagen impactante realizada por nada más y nada menos que el gran Mario Testino, que ya se sabe que es uno de los fotógrafos de moda más deseados, admirados y efectivos. Los protagonistas de la campaña de este año son dos: la modelo Joan Smalls y el impactante nuevo modelo coupé de Mercedes-Benz CLS Shooting Brake, una sexy criatura de cuatro puertas con espíritu deportivo y look elegante que puede alcanzar hasta los 265 caballos de potencia. Si estos detalles técnicos te suenan a chino, lo único que necesitas es ver esas formas metalizadas y sugrentes que con la modelaza Joan Smalls al lado en plan Catwoman del futuro para que este vehículo se convierta inmediatamente en un oscuro objeto de deseo. Está claro que, en el mundo de los coches, pocos hay más fashionables que los Mercedes, y este modelo tan juvenil se acerca más que ninguno a las tendencias más inmediatas.

Testino ha realizado una película para la campaña con banda sonora de Trentemøller (particularmente, el súper temazo “Vamp“) en la que modelo y automóvil parece tener una relación que tranquilamente podría ser un sueño húmedo de J.G.Ballard… Irremediablemente fans.

[Post patrocinado]

No Hay Más Artículos