Si el rumor es cierto, Anna Wintour abandonaría su cargo de redactora jefa en Vogue este mismo verano… ¿Por qué? ¿Qué ha pasado? Y, sobre todo, ¿quién la sucedería?

 

Ya nos hemos acostumbrado al baile de nombres de diseñadores que saltan de la dirección creativa de una marca a la de al lado, haciendo francamente difícil saber quién está en cada firma… Pero a lo que no sabemos si vamos a tener que acostumbrarnos es a llevar ese baile de nombres al mundo editorial de moda. Porque el rumor está ahí fuera, y es muy probable que, de confirmarse, sacuda el mundo de la moda desde sus cimientos hasta sus mayores alturas: Anna Wintour podría abandonar su cargo en Vogue este mismo verano. Y, entonces, ¿qué hacemos? ¿Nos matamos?

El rumor ha nacido en Page Six, donde afirman que múltiples son los contactos (anónimos) que han confirmado el hecho de que Anna Wintour abandonará su cargo como directora artística de Condé Nast en general (y diosa de Vogue en particular) durante el verano de este año 2018. La fecha no es casual, y coincide con dos eventos muy importantes… Por un lado, Wintour abandonaría Vogue después de haber cerrado el archiconocido número de septiembre. Y, por otro lado, esta despedida coincidiría también con la boda de su hija, Bee Schaffer, con Francesco Carozzini (que, a su vez, es hijo de Franca Sozzani, mítica ex-editora de Vogue Italia).

Anna Wintour

Pero Page Six no se queda aquí, y lleva el rumor un pasito más allá abriendo la herida inevitable: ¿por qué habría decidido Anna Wintour abandonar Vogue? Dicen las malas lenguas que, tras la muerte el año pasado del presidente de Condé Nast, Si Newhouse, el nuevo presidente, Jonathan Newhouse, no ve con buenos ojos la cantidad de poder que Wintour ha ido acumulando en sus manos durante los últimos años. Más todavía: Newhouse ya podría haber elegido al sucesor de Anna al frente de Vogue, y sería ni más ni menos que Edward Enninful (actual editor de Vogue UK).

Si se confirma el rumor, Wintour abandonaría el puesto de redactora jefa en el que ha brillado desde el año 1988… Pero, ojo, que nadie sienta pena por ella, porque también se comenta que, después de anunciar que abandona Vogue con una entrevistaza en The New York Times (que ya estaría pactada), Anna volvería a su Inglaterra natal para dirigir el British Fashion Council. Vamos, que tampoco es que vaya a salir perdiendo. ¿Se puede ser más jefa?

Más información en el artículo publicado en Page Six.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend