alice-in-east-london

Advertencia muy pero que muy seria: después de ver “Alice in East London”, mejor vas haciendo sitio en tu armario para prendas y accesorios de la NBA.

 

Puede que ahora que el active wear está tan de moda en forma de acercamiento de la moda hacia el mundo del sport sea el momento más adecuado para recorrer el camino inverso: el camino que va desde el sport al mundo de la moda. Y es que hay que reconocer que, tradicionalmente, ya han existido siempre todo un conjunto de marcas deportivas que han sido ampliamente utilizadas por los fashionistas de pro… Y no, no nos estamos refiriendo a esas marcas que juegan en ambas ligas y que no hace falta mentar aquí en alto. Nos estamos refiriendo a firmas como (por extraño que parezca) NBA.

Sí, señores y señoras, ¿o acaso no se han permitido ustedes el lujazo de ponerse una camiseta de básquet y salir tan pancho a pasar los calores de la gran ciudad sabiendo que nadie te va a ganar a estilazo? Si tu respuesta ha sido positiva, seguimos con otra pregunta: ¿por qué no llevar eso mismo más allá de la simple camiseta de básquet? Desde la NBA están dándole cañita brava a la utilización de sus prendas más icónicas desde un punto de vista más enfocado a la moda… Y uno de sus pasos más grandes a este respecto es el fashion film titulado “Alice in East London“: dirigido por James Gardner, muestra a una Alicia que pasa del País de las Maravillas y prefiere ir reclutando a gente bien guapa para disputar un buen partido de básquet callejero. Si después de verlo no tienes unas ganas tremendas de añadir alguna prenda de la NBA a tu armario, es que no tienes sangre en las venas.

Este “Alice in East London” será, entonces, el mejor puente posible de todos nosotros hacia propuestas tan interesantes de NBA para esta temporada como las camisetas de jugadores bien icónicos de los Play-offs como LeBron James, Stephen Curry o nuestros hermanos Gassol, eso sin contar otros accesorios imprescindibles como las ya míticas gorras. Pero ojito: esto es tan sólo una puerta de acceso a todo lo que vas a encontrar cuando te metas en este mundillo. Así que ándate con cuidado, porque un visita a la store de la NBA se puede convertir en un loop sin fin del que te costará salir (y del que, sobre todo, te costará salir con el bolsillo intacto).

 

No Hay Más Artículos