agent-portada

La nueva campaña de Agent Provecateur, “Wanted Badly”, es una celebración de las girl gangs y de la pulp fiction con Naomi Campbell como mortífera femme fatale.

 

Que sí, que somos conscientes que de repente hace un frío del carajo y que, más que en despelotarse y quedarse en ropa interior, todos estamos pensando más bien en poner nuestras calefacciones al máximo y convertirnos en niños y niñas cebolla, con cuantas más capas encima mejor. Pero, piénsalo bien: quedarse en pelotillas, con la persona ideal y con la ropa interior adecuada, ¿no es la mejor calefacción que existen en este mundo? Nosotros opinamos que sí. Y, después de ver los fotones de la campaña de primavera / verano 2015 de Agent Provocateur, lo pensamos con más fuerza que nunca.

Ojito, porque bajo el nombre de “Wanted Badly“, la nueva campaña de Agent Provocatuer viene a sumar muchas cosas que por separado nos flipan pero que, juntas, nos flipan hasta la extenuación. Para empezar, “Wanted Badly” viene protagonizada ni más ni menos que por Naomi Campbell demostrando que los años no pasan para un mito como ella, y mucho menos cuando viene fotografiado por la cámara implacablemente seductora de Ellen Von Unwerth: juntas, fotógrafa y musa consiguen recrear a la perfección el aura mágicamente perturbadora de toda femme fatale.

Y es que, al fin y al cabo, de femme fatales va “Wanted Badly“: la directora creativa de Agent Provocateur, Sarah Shotton, ha declarado que su inspiración básica han sido las novelas de girl gangs y pulp fiction de principios de los 70… Todo ello tamizado por la visión más actual que otros grandes como David Lynch o Brian de Palma han ofrecido a la hora de revisionar a las mujeres fatales exacerbando su sensualidad a flor de piel y su mortífera estilización. Palas de cavar, guantes negros, esposas: el imaginario de las femme fatales puesto al servicio de una Naomi Campbell más juguetona y mortífera que nunca. ¿A que viendo las imágenes de esta campaña de Agent Provocateur se te ha ido el frío?

 

No Hay Más Artículos