3 COLOURS RED. La pretenciosidad de su cinematográfica denominación, basada en la última parte de la conocida trilogía de Krzysztof Kieślowski, contrastaba con la simpleza de su sonido, más cercano al rock de pub que al pop predominante en la época. Para su padrino, Alan McGee, jefe del sello que partía la pana entonces, Creation, eran “la banda más excitante desde los Sex Pistols”. Una meada fuera de tiesto que profetizaba el futuro de un grupo que, tras publicar dos discos en los 90, intentó resurgir con más pena que gloria a comienzos del siglo XXI.

 

GENEVA. Iban para sucesores de James, y condiciones no les faltaban: canciones que pretendían alcanzar la perfección melódica, la personalísima voz de su frontman Andrew Montgomery y el apoyo de la discográfica de los mismísimos Suede, Nude. Pero, tras entregar una notable ópera prima, “Further” (Nude, 1997), que incluía tanto una bella portada como un equilibrado contenido en el que sobresalían piezas como “Into The Blue” o “Tranquillizer”, los escoceses no mantuvieron el nivel posteriormente. Los tiempos habían cambiado…

 

HEAVY STEREO. La antigua banda de Gem Archer, ex-miembro de los Oasis que dejaron los 90 atrás para renovarse -es un decir- iniciados los 2000, tuvo la osadía de tomar como principal influencia el glam rock setentero y no el pop beatleliano imperante. También bajo el amparo de Creation, Heavy Stereo intentaron junto a los ya comentados 3 Colours Red atizar la escena britpopera con latigazos rockeros de aroma clásico. Pero buena parte de la muchachada británica no estaba por la labor. De ahí que facturaran un único álbum, “Déjà Voodoo” (Creation, 1996).

 

HURRICANE #1. Otro grupo de un ex componente de los Oasis modernos, Andy Bell, también conocido por ser parte fundamental de los resucitados Ride. Aunque con Hurricane #1 se olvidó de los pedales de efectos, la distorsión y la melancolía shoegazer para empaparse de arriba a abajo de un pop que, sorprendentemente, ha aguantado el tipo con el paso de los años. Si no lo creen, prueben a revisar su disco de debut, el homónimo “Hurricane #1” (Creation, 1997), integrado por temas que mantienen cierta frescura y entre los cuales aún brilla su himno “Step Into My World”.

 

KENICKIE. Inspiradas en el personaje de “Grease” para elegir su nombre, Kenickie ofrecían un estilo que tanto bebía del punk-pop efervescente, gritón y melódico más propio del otro lado del Atlántico como del movimiento riot grrrl (aunque en su seno contasen con un batería masculino). En el punto álgido de su breve carrera, tras despachar su estreno en largo, “At The Club” (EMI, 1997), fueron consideradas la versión chillona de Elastica. Aunque, al igual que les sucedió a muchos compañeros de generación, no superaron la reválida del segundo disco.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.